La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) dio a conocer este lunes la revisión del protocolo para los casos de tsunami, en los que contempla desde ahora un nuevo tipo de alerta para los eventos que revistan un bajo peligro para la población. 

Así lo informó el director nacional del organismo, Ricardo Toro, quien explicó en qué consiste esta nueva alerta de “precaución”. 

Entre las modificaciones reflejadas en la nueva versión del documento firmado por ambas instituciones, se establece el Estado de Precaución que es emitido cuando existe la probabilidad de que se genere un tsunami menor, es decir, probabilidades de olas de entre 30 centímetros y un metro generadas por un sismo leve o sismos muy lejanos.

Toro, indicó que “este estado, se suma a lo que ya todos conocemos, que son la evacuación preventiva, la alerta y alarma de tsunami, en donde la evacuación se debe realizar hasta la cota 30, es decir, 30 mts. sobre el nivel del mar. En el estado de precaución, lo que debemos hacer es alejarnos de la zona de playa,  al menos 80 metros de la línea de costa; y será difundido a través del Sistema de Alerta de Emergencias para celulares (SAE), los organismos del Sistema de Protección Civil en terreno y las sirenas de la Armada.

En tanto, el Director (S) del SHOA, Capitán de Navío Enrique Silva, insistió en la importancia de generar una cultura de autocuidado frente a este tipo de situaciones. “Si uno está en el borde costero y percibe un sismo que no le permite mantenerse en pie, el llamado es a retirarse lo más rápido posible del sector y dirigirse a las zonas de seguridad establecidas, a la espera de las instrucciones que entreguen la autoridades responsables”.

A través de la actualización de este protocolo se ratifican las coordinaciones, responsabilidades y lineamientos comunicacionales que deberán seguir, tanto el SHOA como ONEMI, ante una eventual situación de emergencia para eventos de tsunami en costas chilenas.

PUB/NL