El director nacional de la Onemi, Ricardo Toro, y el intendente de la Araucanía, Andrés Jouannet, encabezó la reunión de la Mesa Técnica establecida por el colapso del puente ferroviario sobre el río Toltén, hecho que ocurrió el 18 de agosto pasado.

Los análisis de laboratorio encargados para identificar la sustancia oleosa detectada en el cauce del río Toltén arrojaron como resultado que se trata de un hidrocarburo de similares características al Fuel Oil 6, elemento contenido en dos de los seis carros sumergidos en el punto donde se produjo el colapso del puente ferroviario, sin detectarse en superficie cantidades significativas del mismo.

La Seremi de Medio Ambiente y Sernapesca se encuentran realizando un estudio de laboratorio para medir el eventual impacto de este elemento sobre la flora y fauna presente en el Río Toltén. De igual forma, se han instalado barreras oleofílicas para evitar su dispersión en el río y así proteger el ecosistema. Cabe señalar que a la fecha Sernapesca no ha detectado alteraciones en los bioindicadores propios del lugar.

Paralelamente, Ferrocarriles del Estado ya ha iniciado la instalación de obras destinadas a desviar el cauce del río, que es la única forma viable para realizar las labores de recuperación de los vagones de manera segura para el medioambiente, disminuyendo las posibilidades de generar una emergencia derivada de la manipulación de los contenedores. Estos trabajos debieran finalizar a fines de octubre, tras lo cual se iniciará la etapa de retiro de los carros sumergidos con su correspondiente instalación de faena, traslado de grúas, entre otros, esperando concluir la misma durante el mes de Diciembre.

Durante el tiempo transcurrido desde el colapso del puente a la fecha se han efectuado estudios detallados para minimizar el impacto que los trabajos a realizar podrían tener sobre el puente carretero y ferroviario.

ATON/MM