La ONG Parejas Sin Violencia, junto con manifestar su rechazo ante el nuevo caso de violencia en el pololeo en Talca difundido esta semana por las redes sociales, hizo un nuevo llamado a la autoridad a fin de agilizar el proyecto de ley de sanciona la violencia en el pololeo y que, además, hace más de un año y medio, descansa en el Congreso.

“La violencia en el pololeo, en especial la violencia sicológica, es un problema grave en nuestro país. Gracias a las redes sociales este problema se ha visibilizado y, a su vez, ha generado un fuerte rechazo de la ciudadanía. Es momento, entonces, como siempre lo hemos sostenido, de legislar en la materia y reconsiderar de una vez por todas el proyecto de ley que hace más de un año y medio está olvidado en el congreso”, sostuvo Mariana Madariaga, directora de la ONG Parejas Sin Violencia.

Antes de la promulgación de la Ley de Femicidio, la ONG pudo constatar que el 10% de la mujeres que ha muerto en manos de parejas, fue en contexto de relaciones de pololeo (noviazgo) y ex pololos. “Sin embargo, estos femicidios, no son considerados como tales por la ley actual, que está centrada en las parejas en contexto de violencia intrafamiliar. Vale decir, en parejas establecidas, que conviven o tienen un hijo en común. Ello, trae consigo penas bajísimas, incluso sólo multas, lo que genera una inseguridad en las mujeres agredidas, incluso en desistir a hacer la denuncia. El agresor queda libre y no es sometido a ningún tratamiento sicológico”, aseguró.

Además de las sanciones, según Madariaga, lo central del proyecto de ley sobre violencia en el pololeo, es que “obligará a las autoridades a diseñar e implementar programas de prevención en esta materia”. “Es necesario, dada nuestra experiencia en terreno, la necesidad de capacitar a hombres y mujeres sobre la violencia en la pareja desde el aula, a través de programas en colegios, centros técnicos, institutos, universidades y otras instituciones”, dijo.

La ONG el año pasado realizó una capacitación masiva a más de 600 jóvenes de colegios municipales de Santiago y en Institutos técnicos. “Fue ahí, en terreno, que nos dimos cuenta que los jóvenes no saben realmente qué es la violencia, y sólo la relacionan con los golpes. Ellos creen que la primera cachetada es el punto de partida de la violencia, cuando es al revés, es la etapa final del círculo que, incluso, puede llevarlos a la muerte. Por eso, nuestra preocupación por abordar cuanto antes el tema”.

Proyecto de ley olvidado

En marzo de 2013 el ex presidente Sebastián Piñera envió el Mensaje 537-360 al Congreso con un Proyecto de Ley que sancionaba la violencia en las relaciones de pololeo y perfeccionaba la actual Ley de Violencia Intrafamiliar 20.066. Este proyecto (Boletín N°8851-18), que actualmente se denomina “Ley sobre violencia en las relaciones de pareja sin convivencia”, fue el resultado de una mesa de trabajo intersectorial que tuvo por objeto crear una nueva agenda legislativa y que fue liderado por el Servicio Nacional de la Mujer convocando a representantes de la PDI, Carabineros, Ministerio Público, Jueces de Familia y Garantía.

La iniciativa advierte sobre la necesidad de instalar el tema entre los jóvenes del país a fin de sensibilizarlos a construir relaciones sanas y libres de violencia, y, además, sancionar a los culpables y otorgar a las víctimas las mismas medidas de protección contenidas en la Ley de Violencia Intrafamiliar y demás normas aplicables, con el propósito de persuadirlas a denunciar, en orden a seguir avanzando en la prevención y erradicación de la violencia.