La ONU pidió a Chile crear una entidad independiente para monitorear centros de detención con el fin de prevenir la tortura y los malos tratos a personas privadas de libertad, indicó este jueves un comunicado del organismo internacional.

Una comisión del Subcomité de la ONU para la Prevención de la Tortura (SPT), realizó una visita a 22 centros de detención de Chile la semana pasada tras lo cual emitió sus conclusiones entre las que expresó su "preocupación" por la falta de una entidad que vigile el trato dado a personas detenidas,  calificándolo como un "retraso" en la tarea de prevenir los malos tratos.

"Contar con un órgano capaz de llevar a cabo este trabajo a nivel nacional es un primer paso vital en el camino hacia prevenir la tortura y los malos tratos en detención", señaló Lorena González Pinto, quien encabezó la delegación del SPT.

El llamado de la ONU se basa en el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura (OPCAT) de cual Chile es firmante desde 2008, y que lo obliga a establecer este organismo de monitoreo.

La comisión sostuvo reuniones con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, y otras autoridades, pero también realizó entrevistas privadas y confidenciales con personas detenidas, personal policial y de Gendarmería (guardia de cárceles) para obtener sus observaciones preliminares, las cuales fueron entregadas al gobierno con el fin de fortalecer la protección de los detenidos.

"Esta visita ha sido muy reveladora y creemos que sienta las bases para progresos futuros en el mejoramiento de las condiciones y trato para con las personas privadas de libertad en Chile, incluyendo grupos vulnerables como mujeres, jóvenes, pueblos indígenas y personas de diversa orientación sexual", aseveró González.

La comisión destacó el compromiso de Chile de adoptar iniciativas para fortalecer la protección de los detenidos, tras 25 años de concluida la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), durante la cual fueron torturadas más de 38.000 personas y murieron o desaparecieron otras 3.200.

PUB/CM