Ocho detenidos y 522 kilos de cocanía base, cuyo valor total bordea los 2.600 millones de pesos, logró sacar de circulación Carabineros tras finalizar de manera exitosa una operación denominada "Ofrenda", en la cual se interceptó un cargamento de esta sustancia ilícita cuya procedencia era Bolivia.

De acuerdo a lo informado por la policía uniformada, los miembros de esta organización criminal fueron infiltrados y seguidos por agentes antidrogas desde la frontera, en la Segunda Región del país, hasta la capital.

Los agentes del OS7, simulando ser parte de la agrupación, lograron concretar de manera exitosa una entrega controlada de la droga, que fue recibida en una instalación habilitada con dispositivos de seguridad que registraron todo el procedimiento.

Previamente, las operaciones "Consagración" y "San Sebastián" también lograron el objetivo de dar con importantes cantidades de sustancias ilícitas que tenían nuestro país como destino final.

Entre los detenidos hay cuatro ciudadanos bolivianos y cuatro chilenos, siendo el líder uno de los extranjeros de apodo "El Nico" y quien fue parte del traslado desde el norte de Chile.

En total, la cantidad de droga decomisada es equivalente a dos millones 615 mil dosis.

PUB/VJ