Detectives del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la Policía de Investigaciones (PDI) Iquique, llevaron a cabo quince expulsiones judiciales de ciudadanos de nacionalidad boliviana, cuyas edades fluctuaban entre los 21 y 50 años, siendo 9 hombres y 6 mujeres, todos quienes se encontraban cumpliendo condena en centros penitenciarios de Tarapacá, por diversos delitos y mantenían vigente órdenes de expulsión del territorio nacional. 

De esta forma, los detectives, previa coordinación con personal de Gendarmería de Chile, gestionaron su salida de los centros de reclusión, con la finalidad de escoltar a los ciudadanos extranjeros hasta el paso fronterizo de Colchane, donde fueron entregados a la autoridad de migraciones de Bolivia, dando cumplimiento a la medida dispuesta por los Tribunales de justicia de Chile. 

Esta determinación también los deja impedidos de ingresar nuevamente a nuestro país, y en caso de ser sorprendidos en territorio nacional deberán cumplir el tiempo restante de la pena a la que se les sentenció en primera instancia. 

Al respecto el jefe del Departamento de Extranjería y Policía Internacional Iquique, subprefecto Italo Rocca, manifestó: "Los funcionarios de nuestro departamento velan por dar cumplimiento a las medidas dispuestas por los tribunales de justicia y autoridades de nuestro país, lo que en este caso se tradujo en la expulsión de 15 personas, las cuales quedan con prohibición de ingreso a Chile al momento de abandonar el territorio nacional". 

PUB/VJ