Los abogados del Gobierno y la oposición presentaron hoy en el Tribunal Constitucional (TC) sus argumentos a favor y en contra de la reforma laboral, en el segundo día de alegatos por el requerimiento de Chile Vamos. 

La oposición busca que el TC declare inconstitucionales cuatro aspectos de la norma: la titularidad sindical (sólo el sindicato puede negociar colectivamente), extensión de beneficios (trabajadores no sindicalizados no reciben los beneficios de la negociación), obligación de negociar con sindicatos interempresa y el derecho del sindicato a acceder a la información de la empresa sobre sueldos y beneficios. 

Por el Gobierno alegaron los abogados Francisco Tapia y Javier Couso, mientras que por la oposición lo hicieron los juristas Gastón Gómez y Patrick Ruby. 

La ministra del Trabajo, Ximena Rincón, concurrió al tribunal donde afirmó que el requerimiento no tiene sustento jurídico. "No hemos escuchado de los requerientes normas que amparen la inconstitucionalidad. La verdad es que hay un disgusto con lo aprobado legislativamente, pero no hay sustento desde el punto de vista constitucional para echarlo abajo", aseveró. 

Por su parte, el senador RN Andrés Allamand, también presente en el TC, aseguró que "la argumentación jurídica que hemos hecho ha dejado en absoluta evidencia que el monopolio sindical que pretende establecer el Gobierno es claramente inconstitucional". 

En tanto, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, sostuvo que "lo más grave que tiene este proyecto que se hace en el nombre de los trabajadores, de la igualdad, es que les resta derechos a los trabajadores no afiliados, se los quita para la titularidad sindical y se los quita para cuando se llega a acuerdo entre el sindicato y un empleador en la negociación colectiva". 

Se espera que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el requerimiento a más tardar el 9 de mayo próximo. 

PUB/SVM