Al Hospital Psiquiátrico de Putaendo fue enviado esta jornada el autor confeso del femicidio de una joven embarazada de Quillota para ser sometido a nuevos peritajes. La defensa alega que el sujeto es inimputable y que habría sufrido una crisis psicótica al momento de cometer el crimen. 

El imputado es Johnny Aarón Jorquera Sánchez (27), sospechoso de haber asesinado a Johanna Abigail Soto Alarcón (24), madre de 2 niñas y embarazada de 3 meses. El crimen fue cometido el jueves, pero quedó al descubierto el viernes pasado cuando el sujetó intentó suicidarse. 

El viernes, Jorquera Sánchez estaba en Santiago e ingirió una gran cantidad de fármacos, por lo que fue trasladado al Hospital San José. A un acompañante le confesó que había asesinado a su pareja en Quillota, hecho que fue confirmado poco después por efectivos de Carabineros. 

Al llegar al domicilio de la pareja en calle Maipú, la policía encontró a la víctima bajo la cama del dormitorio principal, con signos de haber sido estrangulada con el cable de un televisor. Según datos del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, se trata del femicidio N°30 de 2016. 

Luego de recibir atención médica en la capital, el sábado el sospechoso regresó a Quillota para la primera audiencia de fomalización. El Juzgado de Garantía resolvió ampliar la detención de Jorquera Sánchez y ordenó su internación en el Hospital Psiquiátrico de Putaendo para ser examinado. 

En la audiencia de este martes, la Defensoría Penal Pública mostró un informe médico e informó que el imputado se encuentra en tratamiento hace cuatro meses por dos intentos de suicidio. Por lo mismo, la defensa solicitó al tribunal la suspensión del procedimiento por inimputabilidad. 

Por su parte, la fiscal de Quillota, Imay Ortiz, se opuso a la suspensión, alegando que primero el imputado debía ser formalizado. El juez Lino Godoy accedió a esta solicitud de la fiscalía, por lo cual Jorquera Sánchez fue formalizado por femicidio, mientras que el Sernam se querelló por femicidio y aborto. 

En cuanto a los supuestos problemas psiquiátricos del imputado, la fiscal afirmó que Jorquera Sánchez planificó el crimen por lo cual habría premeditación y eso significa que tiene conciencia y capacidad de razonamiento. "Los hombres matan a sus mujeres por un sentido de propiedad. No por problemas de otra índole", afirmó la fiscal. 

Tras la formalización, el juez Lino Godoy resolvió la suspensión del procedimiento y la detención de Jorquera Sánchez en el Hospital Psiquiátrico de Putaendo mientras se le realizan nuevos exámenes. 

Por su parte, la fiscalía está a la espera de la autopsia para determinar si efectivamente la víctima se encontraba embarazada. De confirmarse esto, reformalizarían a Jorquera Sánchez por femicidio y aborto. 

PUB/CM