Una providencial salvada tuvo un adolescente de 14 años, al quedar solo con lesiones de menor gravedad luego de caer desde el octavo piso de un edificio abandonado en la ciudad de Osorno. 

El hecho ocurrió en la construcción conocida como el ex hospital Pilauco, cuando el púber estaba junto a otros amigos que se habían reunido para el ensayo de su banda.

En medio de la actividad y mientras caminaba por un pasillo sin terminar, el menor perdió el equilibrio y cayó desde el octavo piso hasta el subterráneo. 

Pero afortunadamente donde aterrizó había neumáticos que amortiguaron su caída y evitaron una contusión de mayor gravedad. 

El muchacho fue trasladado en estado inconsciente y con una contusión craneal hasta el hospital local. Allí quedó internado para tratarle las lesiones con que resultó en el singular accidente. 

PUB/VJ