La Corte Suprema ordenó al Hospital Base de Osorno aplicar todas las vacunas correspondientes a un niño de 4 meses de vida, cuya su madre no ha permitido las inmunizaciones respectivas a la edad del menor, quien enfermó de coqueluche.

La resolución fue adoptada en fallo unánime por la Tercera Sala del máximo tribunal y ordenó al centro médico que se aplique al niño la vacuna denominada BCG (Bacillus Calmette-Guérin), que protege contra la tuberculosis en todas sus variantes, y demás que corresponden a su edad.

“El menor amparado, de cuatro meses de edad a la fecha, ha sido hospitalizado en el Servicio de Pediatría de dicho centro asistencial con fecha veintidós de febrero del presente año, con diagnóstico confirmado de coqueluche, con antecedente de no haber recibido ninguna vacuna, teniendo en consideración que dicha patología es prevenible con las vacunas obligatorias de dos y cuatro meses", sostiene el fallo.

La resolución agrega que "(…) dado lo informado por la recurrente esta Corte a fin de resguardar la vida del amparado, dispondrá que se le apliquen todas las vacunas, que atendida su edad, tengan el carácter de obligatorias".

PUB/CM