Bajo un estricto sigilo se investiga el hallazgo de osamentas humanas halladas en una localidad rural de Osorno, en la Región de Los Lagos, las que podrían corresponder a personas asesinadas y hechas desaparecer durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Una vez conocido el hallazgo, el Ministerio Público instruyó pesquisas a la PDI y al Servicio Médico Legal de Osorno, para que se realicen los peritajes correspondientes que permitan identificar los cuerpos y verificar si se trata de detenidos desaparecidos en esa zona del sur del país.

Las osamentas fueron encontradas en el interior de un fundo de la localidad rural de Riachuelo, en la comuna de Purranque, por familiares de dos militantes socialistas que permanecen en calidad de detenidos desaparecidos desde el año 1973.

Según la información publicada por el sitio Soyosorno.cl, el hallazgo ocurrió luego de que familiares de los hermanos Guido y Héctor Barría Bassay, concurrieran hasta el sitio, alertados por una persona que les entregó información respecto de que allí había cuerpos sepultados.

En declaraciones a la radio Cooperativa, Ricardo Barría, hijo de uno de los citados detenidos desaparecidos, confirmó el hallazgo y detalló que se trata de un cráneo, dientes y otras partes óseas.

PUB/NL