Héctor Higueras, el padre del menor de 4 meses que no ha recibido vacunas en el Hospital de Osorno, aseguró este martes que no inoculará a su hijo pese al fallo de la Corte Suprema que ordenaba el procedimiento. Esto tras un recurso presentado por la dirección del recinto.

En entrevista con El Austral, afirmó que "no vamos a acatar el fallo, vamos a defender a a nuestro hijo hasta el final, hasta las últimas consecuencias. Usaremos cualquier medida que sea necesaria para no vacunarlo, como no querer salir o retirarnos del domicilio, porque creemos que debemos tener un juicio justo en este tema".

Sobre los pasos a seguir, indicó que se contactaron con profesionales debido a que  "nos queda una última instancia que es recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ya lo hemos visto, queremos acudir lo antes posible".

El hombre aseguró además que no existen argumentos que lo convenzan de vacunar al menor que padece coqueluche, y que las críticas recibidas son "en base al miedo que quieren generar a la población".

"Sabemos que los niños no vacunados presentan una salud mucho más eficiente (...) existe sustento científico para lo que argumentamos. Son estudios que se hacen de manera independiente, no patrocinados por las grandes empresas farmacéuticas que hacen lobby con los gobiernos para vender sus medicamentos. A ellos no les interesa la salud de nuestros hijos, sino engordar sus billeteras", afirmó.

Respecto a su rechazo a las vacunas, precisó que se debe a que "la mayoría de sus compuestos son productos químicos altamente cuestionables. El mercurio, por ejemplo, es el segundo elemento más tóxico de la naturaleza, y hay estudios independientes que demuestran que no hay ninguna dosis segura para un lactante".

"Quiero que mi hijo se críe en un entorno natural, que cualquier eventual enfermedad que él pueda tener sea tratada de la manera más sabia y natural", remató.

PUB/CM