El senador por la Región Metropolitana, Manuel José Ossandón, planteó la necesidad de que Chile avance hacia establecer una pensión ética mínima, que garantice que quienes jubilen puedan vivir sin las complicaciones que enfrentan los pensionados.

“El tema de las pensiones es gravísimo y si soy Presidente hay cinco temas que son transversales y que hay que solucionar, y el primero es el de las pensiones”, dijo el legislador tras señalar que la solución propuesta por el gobierno de crear una AFP estatal no es la correcta.

Respecto a eso, Ossandon dijo que “La AFP estatal es un chiste, una mentira (…) debiéramos ponernos una meta para llegar a que exista una pensión ética mínima”.

En su opinión, “Chile puede tener en el futuro un sueldo ético mínimo y una pensión ética mínima”, pues no es posible que “una persona que lleva 25 años trabajando e imponiendo, al final termine con pensiones mugrientas”.

A su juicio, “hay que tener un sistema mixto que busque la solución a las pensiones”.

El senador También se refirió a su reciente renuncia a Renovación Nacional, señalando que “renuncié a Renovación Nacional justamente para que existan primarias. Las primarias las deciden las directivas de los partidos. Esto es una dictadura en democracia”.

Asimismo, dijo que las próximas campañas no se van a ganar con dinero, sino que “con ingenio y con credibilidad”.

El parlamentario también criticó la forma en que se gestó la candidatura a alcalde en la comuna de Las Condes, argumentando que “lo que pasó en Las Condes demuestra que el sistema está prostituido, que se arregla entre cuatro paredes”.

No obstante, el senador Ossandón considera que la crisis que vive la política puede ser una oportunidad para implementar los cambios necesarios en el país. “La crisis de honestidad y autoridad es una oportunidad para cambiar”.

El parlamentario también habló de los problemas del Transantiago, sistema que ha registrado los mayores niveles de evasión en su historia.

“El Transantiago fue un desastre porque se hizo mal y porque creo que existió corrupción”, dijo tras señalar que “con la plata que se ha gastado en el Transantiago podríamos tener la Metropolitana llena de Metro. Una variable fundamental en la calidad de vida es el transporte público”.

El senador Ossandón opinó sobre los graves problemas que enfrenta el Sename, señalando que uno de los problemas radica en la crisis que viven las familias. “Si las familias no estuvieran en crisis, habrían menos niños en el Sename, no puede ser que los directores de los centros y los puestos sean designados políticamente”.

PUB/CM