El senador y precandidato presidencial, Manuel José Ossandón, presentó un documento denominado “Ideas para la política exterior de Chile”, donde entrega una serie de propuestas en materia de política internacional, y solicita intensificar y potenciar los lazos con los países vecinos, particularmente tomando como una oportunidad los triunfos de Mauricio Macri en Argentina y Pedro Pablo Kuczynski, en Perú. 

El documento de Manuel José Ossandón señala que en un futuro gobierno de oposición, “existiría el espacio político para articular proyectos que contrarresten la influencia del eje bolivariano y potencie los lazos comunes entre Argentina, Perú y Chile”. 

En relación a Venezuela, el precandidato presidencial, pide “una actitud más férrea para condenar las violaciones a los derechos humanos, mencionando que actualmente opera un veto ideológico, que en gobiernos anteriores a la Nueva Mayoría no existieron”. 

“Cuando nos metemos en asuntos internacionales es para mal. Basta mencionar cuando la Presidenta dio su apoyo al candidato derrotado en la elección presidencial de Argentina, o cuando proclamó sus abiertas simpatías por la ahora destituida amiga Dilma”, agrega el documento. 

En cuanto a Bolivia, el senador acusa que el anterior Gobierno de Michelle Bachelet no supo interpretar las intenciones del Presidente boliviano, Evo Morales, lo que habría judicializado la relación. Ossandón criticó la ausencia de una política integral hacia Bolivia y la “reactividad” con que actúa la Cancillería. 

“La agenda de los 13 puntos con Bolivia y la política de cuerdas separadas con Perú fueron producto de una conducción equívoca de los gobiernos de Bachelet y Piñera, cuyos magros resultados nos mantienen hoy con una política exterior bolivianizada”, aseveró. 

En el texto, Manuel José Ossandón manifiesta que con interponer una demanda en la Corte Internacional de Justicia, por las aguas del río Silala, “Chile valida una instancia que ha demostrado ser perjudicial para los intereses nacionales”. 

Ossandón manifestó también que “RREE está capturado por intereses políticos. El 30% de los embajadores pertenece al mundo político o artístico, lejos de la diplomacia. Los cargos son entregados a operadores políticos que poco o nada hacen contribuyen a la agenda internacional del país”. 

También criticó a José Miguel Insulza, porque a su juicio “no es razonable que teniendo dos casos en curso ante la Corte Internacional de Justicia, la defensa de nuestros intereses esté en las manos de un agente cuya mayor preocupación es una eventual candidatura presidencial”. 

Finalmente, el pre candidato presidencial califica como “una estructura arcaica” a la Cancillería y critica el bajo compromiso de los últimos dos gobiernos con la modernización del ministerio, dando como ejemplo que el ex Presidente Piñera presentó un proyecto en el último mes de su mandato. 

“Chile necesita una política exterior acorde a sus niveles de progreso y modernidad”, puntualizó el senador Ossandón. 

PUB/SVM