Este fin de semana debería conocerse el resultado del exámen de ADN al que debió someterse el ex comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), Fernando Matthei, a raíz de una demanda de paternidad que enfrenta.

La demanda fue presentada por Manuel Andrés Rosas González, de 61 años de edad, quien asegura que su madre, quien trabajó como asesora del hogar en la casa de los Matthei, mantuvo una relación de dos años con el general en retiro, y que antes de morir le dijo quién era su padre.

Según el relato del demandante -dado a conocer en TVN-, "ella (Rosa González, su madre) dijo que que yo era hijo de Fernando Matthei. (Se lo dijo) a mi hermano. Yo siempre supe que era hijo de un militar, pero nunca supe el nombre, ni el grado".

Su testimonio precisa que en 1953 la mujer -que entonces tenía 18 años- habría iniciado una relación con Matthei, pero este asegura que entonces estaba en Alabama, Estados Unidos, estudiando instrucción de vuelo.

Manuel Rosas señala que su madre "le dijo a mi verdadero padre de su estado de gravidez, sin embargo él no quiso hacerse cargo debido principalmente a su posición en el Ejército y a su matrimonio". Y agrega que uno de sus hijos, incluso, mantiene una cercana relación con Matthei que lo llevó a cambiarse el apellido por el del ex general de la FACh.

Al respecto, Fernando Matthei respondió: "Yo soy un hombre genuinamente amable y cariñoso, y ahora el idiota se cree hijo mío o nieto mío (..) No es la primera, hay gente que quiere ser hijo mío. No es la primera vez".

A la sazón el ex comandante en jefe de la Fuerza Aérea tiene 90 años, y ha asegurado ante la Justicia que conoció a Rosa González en octubre de 1955 por lo que "es imposible que se hubiere producido el nacimiento de un hijo en común el 13 de marzo de 1955, puesto que para ello la concepción debiese haberse producido en el año 1954".

PUB/NL