"Yo creo que si le arreglan el problema que tiene en la cabeza, va a cambiar, porque afortunadamente no le falta ni dinero ni amor. Nuestro gran error fue haber confiado mucho en él".

Las palabras son del padre de "El Rucio", el menor de 12 años que manejaba el pasado jueves un camión con encargo por robo, motivo por el cual era perseguido por Carabineros. Ante esto, arrancó de los funcionarios hacia una feria en Puente Alto, atropellando a cinco personas, dejando como saldo una víctima fatal.

Manuel, el progenitor del adolescente que se encuentra internado en el hospital Sótero del Río tras un impacto de bala en el tórax en el marco del operativo policial, señaló a Las Últimas Noticias que su hijo esta enfermo, asegurando que "nuestro gran error fue haber confiado mucho en él".

"Según nos dijeron los médicos tiene una parte del cerebro que aún no madura. Es como si pensara como un niño más chico", expresó.

El hombre relató además que su hijo estuvo tres semanas en la unidad siquiátrica del hospital El Salvador por su problema con las drogas. "Ahí lo medicaron, pero no lo suficiente para mantenerlo calmado y evitar la ansiedad que lo hace delinquir y drogarse", indicó.

"Yo no pido dinero, necesito ayuda médica urgente", manifestó Manuel, agregando que el menor no comprende lo que pasa a su alrededor.

"Anoche aún estaba grave y mi pidió que fueramos a Carabineros a poner una constancia porque le habían disparado, ahí se nota que no está pensando lúcidamente", concluyó.

PUB/CM