El padre de Rodrigo Avilés, el joven que quedó herido tras recibir el chorro de un carro lanza aguas durante las manifestaciones del 21 de mayo de 2015, consideró como una "burla" que los efectivos policiales utilicen lo que sucedió con su hijo para justificar la pasividad ocurrida durante el pasado sábado.

"Creo que fallaron los protocolos. Me pareció muy débil la postura de Carabineros. Hay una conducta de inacción y las razones de eso hay que investigarlas", sostuvo Félix Avilés a La Tercera.

De igual manera, precisó que "no estoy diciendo que el funcionario que está detrás de ese uniforme es lo peor del mundo. Lo que quiero decir es que la conducta es preocupante al usar como excusa lo que le ocurrió a Rodrigo Avilés es impropio".

Respecto a lo ocurrido este 21 de mayo, señaló que confía "que se haga una investigación prolija que determine las razones de por qué no actuaron de la manera que lo hizo en otras ocasiones. Me parece curioso que cuando la gente no hace desmanes actúan y cuando hay desmanes, no lo hace".

"Me llama la atención que Carabineros señale que se inhiben por lo que se dice en relación a un hecho puntual, en el que además ellos mismos no han señalado cuál fue su responsabilidad. Eso es preocupante, un argumento que no tiene ningún asidero ni fuerza para mantenerse", remató Avilés.

PUB/CM