Han sido días difíciles para la familia de Favio Oñate Órdenes (26), un joven rancagüino que cayó el pasado 15 de agosto de 2015 al mar desde el crucero donde trabajaba. Díficiles, porque desde que Favio cayera al agua y desapareciera en el sector de las islas Bermudas, ha existido una incertidumbre sobre las verdaderas razones del accidente o sobre si hubo terceros involucrados.

Esta madrugada el “Queen Mary 2”, crucero donde ocurrió el incidente, llegó a la costa chilena y cerca de las 6:00 de la mañana la PDI, por orden de la Fiscalía Metropolitana Sur, ingresó a realizar las diligencias correspondientes para la investigación por la desaparición del joven de la borda del transatlántico.

Paralelo a esto, su familia -en compañía de cercanos y amigos- llegó esta mañana al puerto de Valparaíso a realizar una protesta pacífica con la que buscan “entregar el mensaje de que necesitan que llegue pronto la verdad sobre lo que sucedió" y la cual organizaron por Facebook.

“Todas las personas cercanas a Favio creemos que lo estamos haciendo bien con esta manifestación, a veces las palabras no son necesarias, sólo el sentimiento”, afirma a Publimetro Domingo Oñate, padre de Favio.

“Siempre se dijo que iba a ser una manifestación pacífica, sólo tenemos un lienzo levantado y le damos información en un folleto sobre lo que sucedió a los pasajeros y por qué nos manifestamos”, aclara Carolina Órdenes, madre de Favio. “Estaremos aquí mientras dure la pericia de la PDI y sólo no iríamos si ocurriera un desmán pero la gente que está aquí no viene con ese propósito, aproximadamente hay unas 100, 150 personas aquí", cuenta.

La búsqueda de la verdad

Ambos padres se escuchan angustiados. Tienen completa fe en que con la intervención de la policía se sabrá la verdad de los hechos, una que según sus corazonadas es totalmente distinta a lo que dice el informe. Afirman que hasta ahora no saben nada de la investigación y que apenas terminen las pericias se reunirán junto al abogado.

- ¿Cómo han vivido estos días?

Carolina: Tengo una lucecita de esperanza, porque ahora a los ojos chilenos sabremos lo que sucedió. Ellos (PDI) podrán tener información que a nosotros como personas normales nos niegan, a ellos no les negarán los derechos que a nosotros sí.

Domingo: Siento una angustia, han sido seis meses en que no hemos sabido nada, sólo especulaciones. La investigación está basada en ellas y además tiene muchas contradicciones. Uno lee el informe y no logra saber completamente lo que pasó. Además, dentro de sus conclusiones hay situaciones que supuestamente le informa el barco que deben tomar en cuenta, y llevar a efecto, entonces uno se pregunta: si el informe dice preocúpate de esto, por qué no lo hicieron antes ¿Por qué no se preocuparon?

- ¿Cuál es su corazonada sobre lo que sucedió?

Carolina: Yo hoy no tengo a mi hijo, lo único que quiero saber qué es lo que pasó. Ellos dicen, y lo dice la policía, que no intervinieron terceras personas. Sí afirma que hubo algunas consecuencias que lo llevaron al hecho y eso necesitamos saber qué es.

Domingo: Yo pienso que mi hijo en su sano juicio no hizo lo que hizo supuestamente, según la investigación. Tengo que pensar totalmente lo contrario. Mi hijo no tenía ningún motivo en su vida para hacer lo que supuestamente se dice que hizo (cometer suicidio). 

Mi hijo era una persona llena de vida, de proyectos. Una persona sana y querendón de sus amigos, tenía muchos amigos en todo el mundo y en Chile y dónde estuvo, por eso no acepto esa teoría, por eso hoy mantenemos nuestra lucha.

PB/MC