Su caso abrió una nueva arista en el debate nacional por el uso de la marihuana en Chile con fines medicinales.

Lo que partió como consumo ocasional -según su confesión a raíz de una fractura en su mano- llevó a que un hospital en la Octava Región le restringiera a Sindy Ortiz estar con su hija, Luciana, situación que se extendió por 13 días y logró revertirse solo con un recurso judicial.

En conversación con el programa El Informante, de TVN, ella y su pareja relataron los momentos vividos. "Casi al término del embarazo no pasaban los dolores (...) En el embarazo no podía tomar nada más que paracetamol. Comenzamos a averiguar y varios amigos no dijeron que era buena (la marihuana) para los dolores", confesó la mujer.

Consultado por Juan Manuel Astorga sobre si entendieron los potenciales riesgos de esta práctica, el padre de la menor -Christopher Montorfano- aseguró que "hicimos investigaciones en foros por internet. También conocemos gente de la cultura rastafari que pasaron consumiendo durante el embarazo. La verdad es que nunca vimos problemas, fuimos sumando y fue una decisión personal que tenía que quedar en cuatro paredes".

"Lo consultamos en foros médicos. Fue una suma de todo. Conocemos personas que tienen siete hijos. Acá se habló de consumo de marihuana, nunca se habló de dosis. La dosis fue mínima, no alcanzó a ser un pito y la sometieron a un protocolo no adecuado", aseguró el padre de Luciana.

El momento de parto y el alejamiento

Sindy relató que "cuando la tuve ahí me dijeron que a mi hija la tendría solo un ratito porque quedaría hospitalizada. En la mañana pasó la asistente social con la sicóloga (y dijeron) que el tribunal se hará cargo de mi bebé por el consumo. Ellas me lo dijeron frente a todas las mamás, no fue para nada en privacidad".

"He escuchado tantas opiniones, que no me queda claro. A mi, en lo personal, no le hace daño al bebé. No he tenido una mamá que me diga 'esto le pasó al bebé por eso'", aseguró.

El polémico historial

Durante la conversación en el espacio de TVN, salió a la luz una causa de la madre de Luciana por porte de marihuana, algo que su pareja buscó rápidamente aclarar.

"A ella, en un control policial, le encontraron menos de un gramo de marihuana que era mia. En un momento le pedí que la guardara y pagan justos por pecadores. Le hicieron un control y pasó a un proceso que queda en la hoja de vida", indicó Christopher.

Por último, el padre de la bebé recordó que "argumentos, de parte del hospital (para explicar el procedimiento), ninguno. Yo llegué el día siguiente y la encontré en el baño llorando", momento en que se desencadenaron los hechos que llevó a que la custodia de la bebé fuera disputada en tribunales.

Sindy Ortiz, por su parte, reconoció que "ahora me duele (la lesión), pero no es tanto como antes. La mantuve en reserva, como los médicos no están de acuerdo con la cannabis medicinal".

El programa aseguró que intentó tener la versión del Hospital Las Higueras, gestión que no fue exitosa.

PUB/VJ