Esta mañana el último encefalograma practicado a León Smith, el pequeño de 4 años que espera un trasplante de corazón, confirmó el peor temor de su familia: los exámenes dieron nula actividad cerebral.

Juan Guillermo, su padre, explicó que el niño había sufrido tres infartos cerebrales, debido a que su corazón artificial falló. "Tengo muchísima pena, porque lo amo. Pero me siento orgulloso. Como familia hicimos todo lo que pudimos hacer, pero ya no había reacción ni estímulos. Es decir, nos dimos cuenta que ya no tenía actividad eléctrica", explicó.

León será sometido a las 15 hrs. a un nuevo encefalograma en la UCI del Hospital Clínico de la UC, donde permanece internado. Sus padres aún esperan un milagro. "Mi hijo ya ha salido de 8 paros cardiacos", recordó Juan Guillermo Smith.

Donación de órganos

El caso de León causó conmoción pública, generando a través de las redes sociales muestras de apoyo de todo el país.

"Vamos a esperar la certificación de la muerte cerebral para poder donar sus riñones", contó Juan Guillermo, quien está evaluando ayudar a otros niños que estén esperando un trasplante.