Al otro lado de la línea telefónica, Juan Smith Alarcón transmite tranquilidad, aunque este lunes afrontó una dura prueba: su hijo León, de cuatro años y con siete infartos en el pasado, recibió su esperado corazón artificial, en una carrera contra el dinero y, sobre todo, el tiempo en búsqueda de una mejor calidad de vida hasta encontrar el órgano definitivo.

En conversación con Publimetro el padre del menor reconoció que tuvo "dos sensaciones" tras las ocho horas que duró el procedimiento, entre la propia cirugía y la preparación, donde se mezcló "el momento que se diera algo que estabas esperando, que era la operación" y el nerviosismo de saber "si tu hijo salía de una operación compleja, que sabes que tiene riesgo de vida, que sabes que le puede cambiar la vida".

- El caso de su hijo se viralizó rápidamente, ¿fue vital el apoyo de las redes sociales?

- Yo hablo de la importancia de las redes, no solo las sociales. Están los amigos, donde estudia tu hijo, tus compañeros de trabajo, los medios de comunicación y las redes sociales. Te sirven para llegar a la gente, no quedar desvalido, no sentirnos tan solos. Estas redes han sido vitales para que se rece por nuestro hijo, juntar recursos, para que se nos escuche, que le puede pasar a cualquier chileno. Uno puede creer que estamos libres de algo así, que era lo que pensaba hace unos años cuando me sentía rey del universo.

- ¿Qué viene ahora? 

- Viene una espera de un nuevo corazón, una espera mucho más tranquila ya que su corazón estaban muy dañado. Hoy León está con un corazón artificial que es una situación muy buena, incluso cuando despierte se va a llegar a sentir mejor de lo que se ha sentido nunca. Como padre saber que va a despertar en una semana más, cuando estuvo hace dos semanas tomando la decisión de conectarlo a una máquina o dejarlo ir, es una emoción tremenda. Estamos felices.

- El caso de su hijo reinstaló el debate sobre la donación de órganos en el país

- Se han abierto varios debates, no solo el de la donación de órganos. Acá hay un debate que tiene que ver en la relación dinero y vida, sobre todo en los niños: si no tienes el dinero, tu hijo se muere. Estoy haciendo campañas porque necesito 3 millones de dólares. El corazón artificial salía 370 mil dólares pero cada día en la UCI sale un millón (de pesos), viajaron médicos del extranjero. El otro debate es por qué existen soluciones médicas que han sido usadas durante años y no están codificadas. Con respecto a la donación, hay dos dos mundos, el donar y donde se pierden un cuarto de los órganos por un tema administrativo"

"Estamos solos"

La paralización de los trabajadores de la Dirección General de Aeronáutica Civil (Dgac) llegó en un delicado momento para Juan Smith y su hijo ya que, como relató, en la cirugía debían participar médicos extranjeros. Ante esto, reconoció que "estuve en contacto con la gente de la Dgac, con los números de vuelo, pidiéndole a los chicos que dejaran pasar esos vuelos porque si no llegaban los médicos no se podía hacer la operación. En ningún momento se acercó alguien del Gobierno a ofrecerme, en eso hemos estado solos"

- ¿Cuál es el sentimiento de la familia ahora que se logró llevar a cabo la cirugía de León?

- No seguiríamos luchando si no creyéramos que nuestro hijo es capaz de luchar. Siempre habrá esperanza. Mientras él quiera vivir si tengo que mover el universo buscaré una máquina, es lo que cualquier papá hace por sus hijos. Si me preguntas cuál será la sensación para estas fiestas, mi hijo recibió su corazón artificial y eso me tiene feliz. Me encantaría tener resulto lo económico para que cuando mi hijo reciba su corazón le podamos seguir dando una vida digna. Hoy mucha gente ha donado que es como yo, pero las grandes fortunas no han aparecido.

- Y en lo personal, qué tema le gustaría resolver en lo inmediato

- Resolver lo económico y preocuparnos de lo importante, que el tenga una vida plena. Él (León) ha tenido una vida plena en felicidad, pero para que él pueda gozar de lo que es un corazón sano.