Mauricio Ortega, la pareja de la mujer que fue brutalmente agredida y a la cual le sacaron los ojos producto durante el ataque, debió someterse durante el 2015 a una terapia tras ser denunciado por violencia intrafamiliar.

Según denuncia Emol, tras ser acusado por Nábila Riffo, la joven de 28 años que fue víctima del salvaje hecho, se llegó a una suspensión del procedimiento con el compromiso que el hombre participara de la mencionada intervención.

"Hubo una denuncia y un caso de hace un año en relación a las mismas personas. Él está sujeto a una suspensión condicional del procedimiento acordada con la víctima en su momento. Las condiciones eran firma mensual en la Fiscalía y debía hacerse un tratamiento e intervención", sostuvo el fiscal de Aysén Pedro Salgado.

Respecto a la investigación para dar con los responsables del hecho, en donde fue interrogado Ortega y quien alegó inocencia, el persecutor señaló que "desde el primer momento se han ido desarrollando varias diligencias con los equipos policiales y apuntamos a tener un resultado lo antes posible para poder esclarecer lo que ocurrió esas primeras horas del día sábado y poder determinar con medios de prueba la responsabilidad de una o dos personas en el hecho".

"Lo cierto es que seguimos desarrollando la investigación para establecer los hechos y a partir de eso reconstruir lo que ocurrió y poder establecer las responsabilidades", culminó.

PUB/CM