Javier Navarrete y Elías Lavín Pachecho, quienes forman una de las parejas que contrajo el Acuerdo de Unión Civil (AUC) el pasado 16 de noviembre, denunciaron que el Registro Social de Hogares (ex Ficha de Protección Social) no los reconoce como parientes, pese a que han solicitado en reiteradas oportunidades a la Municipalidad de La Granja y el Ministerio de Desarrollo Social corregir el problema.

Ambos se encontraban inscritos con anterioridad en el instrumento, que cambió de denominación a partir del 1 de enero del 2016.

“En noviembre y diciembre la pareja se dirigió a la Municipalidad de La Granja para modificar sus datos y ser reconocidos como parientes. Les dijeron que en enero se resolvería el problema. Este mes volvieron a la Municipalidad, donde afirmaron que no podrían actualizar los datos, pues el Registro del Ministerio de Desarrollo Social no lo permitía”, afirmó el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

La pareja consultó entonces al ministerio, donde les indicaron que era su responsabilidad cambiar sus datos en el sitio www.registrosocial.gob.cl. Según afirman, la página no les permite actualizar ése dato y el certificado otorgado por la cartera precisa que “no son familiares”.

“Dos meses llevan Javier y Elías intentando que se reconozca el derecho a ser reconocidos como parientes en un instrumentos público, resultando obvio que en la municipalidad sólo fueron tramitados, mientras que el ministerio no ha resuelto el problema. Aquí hay una clara descoordinación frente algo que debió evitarse antes de la entrada en vigencia del AUC”, enfatizó el Movilh.

El organismo añadió que “esta situación es muy irregular”, por cuanto el AUC, además de reconocer parentesco entre convivientes, incluye a los consanguíneos de ambos.

El artículo 4º de la normativa que regula el tema indica que “entre un conviviente civil y los consanguíneos de la persona con la que está unida por un acuerdo de unión civil existirá, mientras éste se encuentre vigente, parentesco por afinidad. La línea y grado de afinidad de una persona con un consanguíneo de su conviviente civil se califica por la línea o grado de consanguinidad de dicho conviviente civil”.

El Movilh afirmó que “con la Unión Civil fue el Estado el que vino a reconocer parentesco entre los convivientes civiles. Este reconocimiento es un derecho de la máxima relevancia para las familias que contraen el AUC y debe considerarlo todo instrumento público”.

En este contexto, el Movilh envió una carta el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, en la que lo informó de la sucedido y le pide corregir al problema, además de solicitarle el diseño de una guía para orientar a los convivientes civiles que enfrenten problemas similares.

PUB/CM