Si bien el pasado 25 de mayo se depuso la huelga de hambre de 20 gendarmes, la dirigencia nacional del gremio carcelario se ha mantenido movilizada, y el paro de Gendarmería ha desencadenado cientos de audiencias suspendidas a nivel nacional.

Esto se debe, en gran parte, a que los reos no están siendo trasladados a los procedimientos judiciales, puesto que los trabajadores movilizados sólo están cumpliendo labores o funciones mínimas; es decir, el resguardo de los internos en los diferentes sitios penitenciarios.

Esta mañana cerca de 200 gendarmes realizaron una protesta en el frontis de la cárcel de Valparaíso, medida en apoyo al cabo segundo de Gendarmería y segundo director de Ansog, Rodrigo Escárate, quien el pasado viernes fue notificado de la suspensión de sus funciones.

En tanto, el director regional de Gendarmería, coronel Carlos Muñoz, se dirigió al recinto y su acceso fue negado por parte de los trabajadores. Al ser consultado por el la situación de Escárate respondió que “ no está en sus manos reintegrar al funcionario” y que “siempre han existido buenas relaciones con los dirigentes”.

Por el momento, algunas funciones de los gendarmes en los tribunales están siendo asumidas por Carabineros.

PUB/CM