La ministra de Salud, Carmen Castillo, detalló que producto del paro de funcionarios públicos se han suspendido hasta la fecha  7.183 cirugías electivas y 27.595 consultas de especialidad.

Debido a esto, la secretaria de Estado informó que se ha instruido a los directores de Servicios de Salud el diseño de un plan de recuperación de la actividad asistencial suspendida, con el fin de ponerla en marcha una vez finalizada la paralización de los centros asistenciales.

Asimismo, indicó que el decreto de alerta sanitaria rige actualmente para las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y Biobío, disponiendo de medidas que contribuyen a facilitar la continuidad de atenciones en establecimientos asistenciales y favorecer el retiro de basura en la capital. 

“Esperamos que esto no continúe y se supere, y ojalá nuestros trabajadores vuelvan a atender”, señaló Castillo y agregó que “estamos trabajando con los planes de contingencia que se requieren”. 

Según el Ministerio de Salud (Minsal), desde el inicio de la movilización de funcionarios públicos el ministerio ha contado con el apoyo de profesionales de la salud de hospitales de las Fuerzas Armadas y Carabineros, y también se han sumado funcionarios de la Defensa Civil a la atención asistencial en hospitales públicos. 

Por otra parte, Universidades e Institutos Técnicos refuerzan acciones sanitarias en establecimientos de la red pública de salud a través de estudiantes de carreras profesionales y técnicas de la salud. 

Mientras continúe la movilización, desde el Minsal han instruido a los directores de Servicios de Salud que las prioridades sean la atención de urgencias, la continuidad de prestaciones con Garantías Explícitas de Salud, atenciones oncológicas y las acciones involucradas en el Plan Sename. 

En materia de atención de Salud, entre otras facultades extraordinarias, el decreto permite a la Subsecretaría de Redes Asistenciales, a través de los Servicios de Salud, contratar trabajadores o ex funcionarios acogidos a retiro, y facilitar su traslado, y disponer de trabajo extraordinario. 

En toda la Red Asistencial, la alerta sanitaria faculta a contratar estudiantes que estén cursando sexto año en adelante de la carrera de Medicina, y séptimo semestre en adelante de las carreras de Enfermería, Kinesiología u otras carreras del ámbito de la salud, impartidas por Universidades reconocidas oficialmente en Chile, además de la contratación de estudiantes de tercer semestre en delante de la carrera de Técnico de Enfermería. 

De la misma forma, el decreto entrega facultades para la contratación de personas o servicios que refuercen el retiro y disposición de basuras en sitios autorizados para la Región Metropolitana. 

Los efectos de este decreto tendrán vigencia hasta el 30 de noviembre de 2016, sin perjuicio de poder ponerle término anticipado o prorrogarlo, si las condiciones así lo permiten o exigen. 

 

PUB/IS