Llegaron todos los presidentes de partidos de la Nueva Mayoría hasta la casa de la senadora Isabel Allende (PS), excepto el Partido Comunista. 

La reunión entre los timoneles buscaba superar las diferencias entre el conglomerado oficialista y el PC que se surgió tras el rechazo del partido liderado por el diputado Guillermo Teillier al reajuste salarial en el congreso. 

La presidenta de la Democracia Cristiana, la senadora Carolina Goic, declaró tras la reunión, de este domingo en la noche, que es el PC quien debe explicar por qué no asistieron a la junta. 

"Les corresponde a ellos dar las razones. No tiene sentido seguir en un conflicto que no lleva a nada para nosotros. Damos el tema por superado y lo que queremos hacer es sentarnos nuevamente con el Gobierno, trabajar, colaborar (...) en este ánimo de disposición al diálogo, entendiendo que la tarea es desafiante", sostuvo Goic. 

La senadora afirmó que no hubo aviso previo de la inasistencia del partido de Teillier. 

El presidente del PPD, Gonzalo Navarrete también dio por superada el problema con su par: "Damos por superado el incidente. Lo que ya está pasado, pasó. Entiendo que el PC va a ir a la reunión del comité político y para nosotros este tema está resuelto". 

Por su parte, el timonel radical Ernesto Velasco dijo que "nosotros, cada uno responde por propios actos y lo que nosotros hoy estamos preocupados en el país es de la gobernabilidad".

Durante esta mañana se espera que lleguen todos los partidos, incluido el PC, al comité político en La Moneda. 

 

PUB/CF