Hasta el próximo domingo, eventualmente, los 1.500 camiones que aguardan la reapertura del paso fronterizo Los Libertadores deberán seguir esperando, debido a que la rura sigue bloqueada por rodados de hasta 60 metros de extensión producto de la gran cantidad de nieve que cayó la semana pasada en esa zona.

De acuerdo a lo señalado por la gobernadora de Los Andes, María Victoria Rodríguez, la situación de los camioneros está controlada.

"De los 1.500 camiones, 1.200 están en parqueaderos y 300 en distintos puntos de la ciudad. Se ha realizado operativos para llevarles agua, atención médica de Cruz Roja y del Cesfam de Centenario, y también iniciativas de grupos de trabajadores que les han proporcionado almuerzos, sándwiches, café, para mantener en mejores condiciones a estos transportistas", precisó la gobernadora.

Algo que también aún preocupa, según la autoridad, es la rehabilitación de los servicios básicos en el complejo fronterizo, ya que las cañerías están congeladas por las temperaturas bajo cero que se mantienen en la alta cordillera.

Cabe recordar que en la jornada de ayer, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, estuvo en la zona supervisando los trabajos de despeje de la vía, principalmente de los dos rodados que bloquean el camino internacional en el sector de Caracoles.

PUB/CM