El analista político Patricio Navia se refiere a la renuncia del ministro del Interior, Jorge Burgos, en contacto con Publimetro, destacando que "esto se esperaba porque hac etimepo que sentía incómodo en el Gobierno, sobre todo por su falta de influencia y su falta de peso en los temas importantes". 

Navia también señala que "la Presidenta lo ninguneaba y no era un ministro del Interior muy poderoso y eso se notaba incluso en su lenguaje corporal. Burgos no era un ministro poderoso, era más bien un muerto caminando". 

Respecto de la figura que asume en la cartera del Interior, Mario Fernández, el analista critica la elección de la Mandataria señalando que "si Burgos era un ministro con baja energía, pero el ministro que llegó tiene cero energía". 

Asegura que "lo que le importa a la DC es mantener las cuotas y en ese sentido se cumple porque Fernández es demócrata cristiano, aunque tendrá mucha menos influencia que Burgos, porque recuerda que él también fue ministro de Lagos y nadie se acuerda mucho de lo que hizo, más allá que cuando integró el Tribunal Constitucional destacó por un argumento en que se oponía al divorcio".

PUB / DIG