Fabricio Ruiz-Degamboa y Juan Ruiz Dupré se hicieron conocidos esta semana por formar parte de “Los Vengadores”, una especie de brigada ciudadana con el fin de hacer justicia por sus propias manos.

Sin embargo, la historia de los jóvenes que se apropiaron del nombre de los superhéroes de Marvel, no terminó del todo bien luego de ser formalizados por usurpación de funciones, falsificación de instrumento público e infracción a la ley orgánica de la PDI, por utilizar indumentaria similar al de la institución para realizar sus “rondas y detenciones”.

Pese al revés “Los Vengadores” recibieron la aprobación de las redes sociales, donde muchos de los comentarios validaban la acción de os jóvenes.

Una situación que para el jefe de la Bicrim de la PDI, subprefecto Eduardo Cerna, hay que observar con cuidado, porque el actuar de los llamados superhéroes fue más bien “irresponsable y temeraria”, que heróica.

“En las redes sociales, muchas personas hasta validan y destacan el actuar de estos dos jóvenes, pero en realidad lejos de ser una acción a destacar, es una actitud irresponsable, desmesurada, sin sentido común. Los jóvenes pusieron en riesgo sus vidas y de las personas que entre comillas ellos querían proteger. El simple sentido común dice que esto no es correcto”,  sentencia.

El efectivo manifiesta además que los jóvenes se relacionaron con delincuentes reales y pudieron haber enfrentado situaciones muy complejas, incluso con resultado de muerte de gente inocente.

“Como PDI nunca vamos a avalar o validar alguna acción de ese tipo, por el contrario, le pedimos a la comunidad que confíen en sus policías”, agrega.

Respecto de la acción de los jóvenes, el subprefecto revela que no hay información efectiva y que se pueda corroborar de la cantidad de arrestos que realizaron, pero que según la información que ellos proporcionaron al momento de su detención hacían rondas desde hace al menos cuatro meses, realizando cerca de 15 detenciones.  

Marco legal

Las detenciones ciudadanas están consideradas dentro de la legislación chilena, sin embargo, hay que tener claro que pese a las buenas intenciones que se tengan igual quienes las efectúen pueden cometer delitos.

El abogado penalista Gustavo Balmaceda, aclara que en casos como el de “Los Vengadores” pueden configurarse varios delitos,”el delito de secuestro que se refiere a aquellas personas que detuvieren a otros sin derecho, ahí las penas son graves y parten de 3 años y un día a cinco años”.

“Hay otro delito que lo podríamos llamar detención arbitraria o irregular, que la pena es bien bajita, va de 61 a 540 días, pero no es tan fácil delimitar frente a varias hipótesis de secuestro”, agrega.

En este sentido, el abogado sentencia que este último “básicamente se refiere a la detención ciudadana o más bien dicho a un exceso de la detención ciudadana, que es la detención privada. ¿A qué se refiere? a privar de libertad de una persona para ponerla a disposición de la autoridad, pero eso en situación de flagrancia”.

Por otra parte, Balmaceda precisa que podrían configurarse además los delitos de lesiones en caso de que se atacara a los retenidos. “En estos casos la pena varía de la clase de lesión que puede ir de una simple multa que es una lesión leve y lesiones graves, que tiene pena de presidio”.

PUB/NL