La Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) de la PDI de Rancagua, detuvo a una parvularia que en 20015 fue condenada a 15 años por abuso sexual calificado y se encontraba prófuga de la justicia.

Según la policía, los hechos investigados se remontan al año 2013, instancia que el Ministerio Público instruyó una Orden de Investigar a la Brisexme Rancagua, sobre la existencia de varios párvulos que estaban siendo víctimas de abuso sexuales calificados por parte de una funcionaria de un jardín infantil de la comuna de Rancagua.

Tras la investigación, se logró establecer que la educadora de párvulos, de 37 años, era la responsable de los hechos. Durante el juicio, que se desarrolló en octubre del año pasado, la terna de magistrados la declaró culpable por el delito de abuso sexual calificado, condenándola a 15 años de presidio. Sin embargo, al momento de la lectura de la sentencia que se efectuaba otro día, la profesional no se presentó en forma voluntaria y se declaró prófuga de la justicia.

Por lo anterior, la Brigada Especializada comenzó una intensa búsqueda de la profesional la cual duró 10 meses. Sin embargo, logró dar con su paradero en un domicilio en el sector de Loncura, comuna de Quintero de la Región de Valparaíso. La mujer, al ver la presencia policial quedó sorprendida y al no portar su cédula de identidad intentó entregar otra identificación para despistar a los detectives.

Del resultado del procedimiento policial, se dio cuenta a la fiscal del caso quien instruyó que la detenida sea puesta a disposición del Juzgado de Garantía de Rancagua, para ser conducida definitivamente a cumplir su condena

Actualmente, la educadora de párvulos se ve enfrentada a otro proceso judicial, ya que mientras se efectuaba el juicio oral en su contra en el año 2015, existieron otras denuncias de víctimas del mismo jardín infantil hechos distintos a los ya investigados, la cual originó orden de investigar por lo que se está a la espera de otro juicio oral en su contra.

PUB/MM