La Brigada de Investigación Criminal Quillota de la Policía de Investigaciones (PDI) logró la detención de A.P.H.L. (32), un antisocial que evadía constantemente el accionar policial haciéndose pasar por otro sujeto, configurándose así el delito de usurpación de identidad.

El imputado, en conocimiento de que era buscado por la justicia, se memorizó los antecedentes de otra persona, y cada vez que realizaba algún tipo de trámite, mostraba una cédula de identidad que no le correspondía.

Los detectives de la PDI, luego de un cotejo de huellas dactilares, pudieron determinar la identidad y el modo de operar del sujeto, estableciendo que el detenido se encontraba dentro de los más buscados de la zona, debido a que registraba órdenes de detención por los delitos de robo, lesiones, abigeato, hurto simple y porte ilegal de arma.

 Debido a esto, el antisocial fue puesto a disposición de la Fiscalía Local de Quillota, para ser sometido a control de detención por las requisitorias pendientes.

PUB/VJ