Durante esta jornada, detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI detuvieron en Coronel, Región del Bío Bío, a un hombre de 28 años que permanecía prófugo desde octubre 2014, luego de haber sido denunciado por abusar sexualmente de la madre de su pareja. 

En la época en que cometió el ilícito, el hombre residía en el domicilio de su víctima y la hija de ésta. El día de la agresión, hubo un asado en el domicilio y la mujer de 45 años se retiró a su habitación afectada por una excesiva ingesta de alcohol. 

Entonces, cuando se encontraba dormida, el individuo ingresó al cuarto y abusó de ella proceso en el que la víctima despierta, forcejea con su agresor y luego logra escapar y realizar la denuncia. 

Un año y cuatro meses después, la indagatoria de la policía civil permitió dar con el paradero del sujeto, que hoy fue puesto a disposición de la justicia. 

PUB / LD