Con el objetivo de prevenir la ocurrencia de delitos de connotación sexual que podrían afectar a los niños que este lunes saldrán en forma masiva a pedir dulces, la Policía de Investigaciones (PDI) reiteró recomendaciones para que esta jornada sea un segura. 

La idea es que los menores disfruten de esta actividad en forma segura evitando la ocurrencia de este tipo de delitos, así como también minimizar la probabilidad de lesiones con los accesorios de los disfraces, entre ellos espadas, máscaras o en sus desplazamientos en las zonas con poca iluminación. 

En 2015, la PDI registró 21.166 denuncias por delitos sexuales a nivel nacional, por lo que el llamado a las familias es a ser aún más precavidas durante esta celebración, así como también a que los jóvenes tomen las precauciones espectivas ante las fiestas alusivas que se ofrecen en distintos puntos del país. 

Al participar de Halloween, la PDI recomendó que los niños salgan en grupo o con un adulto de confianza, así como también revisar los dulces antes de comerlos y verificar si están dañados o han sido modificados sus envoltorios. 

También aconsejó caminar siempre y no correr en las calles, no entrar a la casa de otra persona a menos que sean acompañados de un adulto de confianza y visitar casas que estén bien iluminadas. 

Siguiendo estas recomendaciones, los más pequeños podrán lucir su mejor disfraz y conseguir la mayor cantidad de dulces con cuidado y seguridad, concluyó la PDI. 

PUB/SVM