El subsecretario del Trabajo,   Bruno Baranda , señaló que están investigando a la empresa   "Paola Espinoza Limitada " por tener contratados a más de   200 trabajadores bolivianos   desempeñándose ilegalmente en la zona de Molina, Región del Maule, pues no contarían con la visa laboral, por lo que también podría ser denunciada por  trata de personas   y violación a la Ley de Extranjería.

De acuerdo a la autoridad, la Seremi y la Dirección Regional del Trabajo investigan el caso para comprobar si existe una eventual infracción a la normativa laboral. "Hay algunos antecedentes preliminares, pero la verdad es que nos parece inparopiado que no se respete la ley para todos los ciudadanos chilenos y extranjeros".

Señaló que la falta en que estaría incurriendo la empresa deberán ser determinadas por la Fiscalía de la zona, aunque ya se ha detectado que 65 trabajadores extranjeros estarían trabajando con una visa de turista.

Baranda precisó que tlos trabajadores tenían espacios de descanso con deficiencias higiénicas y vivián en condiciones de hacinamiento, llegando a vivir 102 personas en sólo dos casas contiguas.  La empresa arriesga multas de hasta $2,4 millones.