Una rotura en una tubería de la planta de Yodo de la empresa de Cosayach, ocasionó un derrame en el cementerio Negreiros de la comuna de Huara, en la Región de Tarapacá, que data del Siglo XIX. 

Debido a esto, detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Medioambientales y el Patrimonio Cultural (Bidema) Arica, junto a personal del Consejo de la Cultura y las Artes, Consejo de Monumentos Nacionales, la empresa involucrada además de dos arqueólogos, concurrieron a la ex Oficina Salitrera Negreiros para evaluar en terreno la situación. 

Además, desde la policía civil pretenden indagar en las responsabilidades que pueden estar detrás de este incidente además de evaluar el impacto medioambiental y si hubo daño patrimonial al histórico cementerio. 

Respecto a lo anterior, se estableció, en primera instancia, que la inundación se habría generado a raíz de la rotura de una tubería que se encuentra ubicada cercana al cementerio, hecho que propició la inundación de diversas tumbas. 

En tanto, la PDI continuará con la labor investigativa en coordinación con la Fiscalía Local de Pozo Almonte, así como con las instituciones involucradas en esta materia, debido a que existe una infracción a la Ley de Monumentos Nacionales, debido al daño patrimonial que habría generado la inundación, en el lugar. 

PUB/VJ