La Brigada de Homicidios de la PDI investiga el hallazgo del cadáver de un recién nacido, la tarde del jueves, en el patio de una casa de San Bernando. 

El cuerpo sin vida estaba al interior de una vivienda ubicada en calle Maipú, a la altura del 800, y sus habitantes -una madre y sus dos hijas- se percataron de ello cuando sorprendieron a su perro jugando con extraño un bulto. 

Al identificar ese bulto como el cadáver de un recién nacido, dieron aviso a Carabineros. Una vez en el lugar, los policías determinaron preliminarmente que la data de muerte del bebé -que estaba con el cordón umbilical y la placenta- no era superior a las 10 horas. 

Por esa razón, realizaron inmediatamente la denuncia a Carabineros, llegando personal uniformado para constatar que efectivamente se trataba de un lactante cuya data de muerte no superaba las 10 horas. 

La Policía Civil maneja la hipótesis que el bebé habría sido lanzado al patio de la casa desde la calle en horas de la mañana de ayer, e intenta dar con quien lo depositó allí.

PUB/VJ