La Policía de Investigaciones de Chile (PDI) de Coquimbo logró recuperar el segundo vehículo que fue robado al fiscal jefe de esta ciudad, Claudio Correa, asaltado en la madrugada del sábado en su domicilio particular, ubicado en el condominio San Damiano, sector del Cerro Grande, en la comuna de La Serena. 

El vehículo corresponde a una camioneta tipo suv, modelo Captiva, marca Chevrolet, color blanco, año 2016. 

El jefe de la Brigada de Robos (Biro) de la PDI de Coquimbo, subprefecto Guillermo narmor, explicó que la recuperación del vehículo fue posible gracias a que vecinos del sector de Las Compañías avisaron a la policía que en la calle Raúl Salfate se encontraba un vehículo abandonado desde hace ya varias horas, con similares características al sustraído al fiscal. 

Al lugar llegaron los detectives acompañados de peritos del Laboratorio de Criminalística para realizar peritajes químicos, mecánicos y de huellas que permitan aclarar el caso. 

Según los antecedentes recabados el asalto ocurrió cuando el fiscal se encontraba compartiendo en el inmueble con su núcleo familiar. 

“A la vivienda ingresan cuatro sujetos, de los cuales tres corresponden a menores de edad, quienes amenazan a la familia del fiscal con un arma de fuego tipo escopeta y los mantienen encerrados en el dormitorio matrimonial para así sustraer diversas especies y darse a la fuga en los dos vehículos particulares de la víctima", recordó el jefe policial. 

Los sujetos actuaron de manera violenta y a la esposa del fiscal la tuvieron retenida durante unos 20 minutos en uno de los vehículos en que escaparon, dejándola en libertad en el sector de Huachalalume. 

Posteriormente los detectives lograron, en base a retratos descriptivos proporcionados por las víctimas, detener a tres menores de edad entre 14 y 16 años de edad, quedando sólo uno de ellos en internación provisoria. 

PUB/VJ