Hace casi seis meses que Pedro Sabat renunció a la alcaldía de Ñuñoa. Decidió irse de Santiago para llevar una vida más tranquila en parcela de Curacaví, y mantenerse, en la medida de lo posible, fuera de la política, a fin de descansar y tomar fuerzas para seguir luchando contra el cáncer a la tiroides que lo aqueja, y que en estos últimos meses ha tenido una gran mejoría.

Hoy el ex alcalde estaba molesto. Y, claro, recibió un sin fin de llamados de su hija Marcela y amigos para preguntarle sobre una nueva denuncia sobre supuestos hechos irregulares respecto a las licitaciones de la basura que fueron adjudicadas a la empresa KDM Demarco, y que fue presentada por el actual concejal de la comuna, Jaime Castillo Soto, en conjunto con el ex concejal Pablo Vergara Loyola. La acusación fue realizada el pasado 17 de febrero ante la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad de la Fiscalía Oriente y gatilló que se iniciara una investigación penal en su contra por presuntos delitos de fraude al fisco, enriquecimiento ilícito y negociación incompatible.

"Es lo mismo de siempre. Desde el año 2011 que los mismos vienen acusándome de estos supuestos hechos irregulares, cuando la Contraloría, Corte de Apelaciones y Tribunal de Cuentas Públicas, han rechazado en todas las ocasiones sus acusaciones. Le puedo decir firmemente que todo por lo que me están acusando es falso", explicó Sabat, quien ayer se encontraba en Santiago revisando el tema con sus abogados.

El ex edil de Ñuñoa aseguró que está tranquilo. "Siempre es lo mismo, me acusan, dañan mi imagen y todo queda en nada, porque se descubre que las acusaciones son falsas. Mire si hasta han dicho que andaba en temas de drogas con niñitos de la comuna. En verdad, todo tiene un límite. Creen que porque estoy con problemas de salud no me voy a defender. Lo que pasa es que tienen miedo de que vuelva a ser alcalde. Ya les gané muchas veces, por eso tratan de dañarme. Les he ganado en los escaños, ahora les ganaré en tribunales", asegura Sabat, quien explicó que iniciará todas las acciones legales que correspondan por calumnias e injurias en contra de Jaime Castillo y Pablo Vergara.

¿Entonces va como alcalde por Ñuñoa?

-Si en los próximos meses logro recuperarme, sí. Siempre he dicho que no voy ir otra vez, pero no me queda más que hacerlo. Ellos saben que les ganaré, como siempre les he ganado, por eso tienen esa relación media enfermiza conmigo. A mí me han revisado los antecedentes, el patrimonio, todo, y no tengo ningún problema. No me queda más que decirles que nos vamos a tener que ver en la alcaldía.  

Caso Basura

Sabat fue alcalde de Ñuñoa, por primera vez, en el periodo de 1887-1889. Tras ocupar un puesto como cencejal durante 1992-1996, estuvo en el sillón alcaldicio desde 1996 hasta septiembre de 2015 en forma ininterrumpida.

El documento entregado por Jaime Castillo y Pablo Vergara a la fiscalía, alude a supuestos hechos irregulares respecto a las licitaciones de la basura que fueron adjudicadas a la empresa KDM Demarco. Ello, porque, entre otras cosas, el subgerente al momento de la negociación y renovación de contrato, habría sido el hermano de Pedro Sabat, Claudio Sabat Pietracaprina. Además, el informe detalla que la adjudicación de la propuesta pública se habría llevado a cabo sin ser aprobada por el Concejo Municipal, y que la licitación fue adjudicada por un costo supuestamente más alto al que se venía cancelando por el servicio en los años anteriores, en que el municipio pasó de pagar 98 millones de pesos a 167 millones de pesos por la recolección de basura; y de 50 millones de pesos a 91 millones de pesos por el barrido de calles.

"Esto es una locura. Son todas mentiras que además ya fueron rechazadas por la Contraloría y varios otros tribunales. Pero ellos insisten. Por lo mismo, como no tengo nada que ocultar, me puse a disposición del fiscal regional. Tengo todos los informes de la fecha aprobados y en regla. Nunca ha habido una ilegalidad en este tema. Además, mi hermano jamás ha trabajado en Demarco, así que no se entiende por qué inventan estas cosas", explicó Sabat, quien cuenta con el documento de Contraloría, al que accedió Publimetro, en que se demuestra que toda la licitación estuvo en regla.

El documento de Contraloría exhibe que las empresas que licitaron la basura son tres: Demarco S.A. (257.040 pesos), Dimensión S.A. (60.000.051pesos) y Proactiva Servicio Urbanos (8.042.848 pesos. "Si usted ve, Demarco era la más barata. Yo no entiendo que tiene que ver KDM acá. Desconozco si algunos de ellos están vinculados, pero lo que si me parece raro es que justamente se me trate de vincular con esa empresa (KDM) cuando todos sabemos que tiene una investigación en la Fiscalía Occidente, por supuestos hechos en Maipú y Cerro Navia", enfatizó Sabat.