El periodista chileno-venezolano Braulio Jatar fue imputado hoy por legitimación de capitales (lavado de dinero) y quedó en prisión preventiva, según informaron diversos medios de Caracas.  

Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano, citado por El Nacional, dijo que con esta aprehensión aumentó a 93 la cantidad de presos políticos en Venezuela. 

El sitio de reclusión del comunicador será una sede del servicio de prisiones venezolanos Sebin, en Porlamar. 

Según Romero, en declaraciones a Ultimas Noticias, la fiscalía se basó en un “expediente formado a espaldas de lo que se establece en las actas del proceso y se establecen testigos que no estuvieron, y se acreditó la existencia de un supuesto maletín con dinero que se encontraba en el vehículo de Jatar, hecho que es totalmente falso”. 

Jatar, quien labora en Reporte Confidencial, difundió información acerca del cacerolazo en contra del presidente Nicolás Maduro que se realizó en Villa Rosa, estado Nueva Esparta, la semana pasada. 

Su familia denuncia que este es el motivo de su detención, y no el cargo de legitimación capitales. 

Ana Julia Jatar, su hermana, aseguró que las autoridades negaron medicamentos al periodista, que sufre de hipertensión crónica. 

La retención de Jatar ha sido objeto de preocupación de varios sectores. Hoy un grupo de políticos chilenos exigió a través de un comunicado su liberación inmediata. 

El gobierno de Chile, por su parte, expresó preocupación: "Nuestro consulado y nuestra embajada están haciendo gestiones, así que quedamos a la espera de novedades", dijo Heraldo Muñoz, ministro de Relaciones Exteriores. 

Silvia Martínez, esposa de Jatar, indicó que con la detención se busca infundir terror. "Lo que quieren es callar al pueblo venezolano". 

PUB/CF