Mientras que el conflicto en Chiloé sigue sin un acuerdo claro entre el Gobierno y los pescadores artesanales, afectados por la presencia de marea roja en la Región de los Lagos, nuevos incidentes se suman a este conflicto como el corte de la Ruta 5 Sur por la entrada norte y la entrada sur de Puerto Montt por parte de los chilotes. 

Varios kilómetros más al norte, específicamente en San Antonio, Gerardo Díaz -más conocido como el "Pescador Caminante"- difunde el encuentro por la defensa del mar. Este se realizará el día de mañana y tiene como fin lograr una unidad de lucha única, para pedir la anulación de la Ley de Pesca.

Recordemos que Gerardo se hizo conocido cuando emprendió el año pasado una caminata desde Chiloé hasta La Moneda por una multa de 351,1 UTM ($15 millones) que le fue adjudicada tras extraer Reineta sin autorización, todo el contexto de la polémica por la Ley de Pesca, más conocida como ‘Ley Longueira’.

Díaz cuenta a Publimetro que en San Antonio se están organizando para tener una postura unánime sobre qué harán para plantearle al Ejecutivo las demandas de los pescadores artesanales de Chile. “Mañana vamos a llamar a un paro a nivel nacional de todos los pescadores. Viajaré a Santiago y frente a la Moneda, alrededor de las 18:00 horas, anunciaremos nuestras decisiones. El paro será el 21 de mayo, porque no tenemos nada que celebrar, nosotros hoy estamos de luto”, dice enfático.

“Me pidieron ser un vocero, me pidieron protagonismo y eso estoy haciendo. La Ley de Pesca debe ser eliminada sí o sí, no hay dos lecturas, el Gobierno debe reaccionar y preguntarse sobre cómo esta haciendo las cosas. Nosotros los elegimos a ellos, les pagamos el sueldo con el que ellos comen, tienen que responder por quienes los elegimos, igualdad de derecho para todos”, afirma.

“Nos dicen que los pescadores somos los verdaderos delincuentes del mar, que destruimos nuestros océanos, pero nosotros solo queremos subsistir, es imposible que podamos competir contra las grandes industrias. Aquí los delincuentes son los que impulsaron la Ley de Pesca, estas grandes empresas, esos políticos y ellos deben pagar, no nosotros, ya basta. Yo mismo me vi afectado por ella y por eso inicié mi caminata”, agrega el vocero de esta causa.

La situación en la isla Grande de Chiloé

Aunque el ‘Pescador Caminante’ es cotidianamente relacionado a Chiloé, él es originario de Constitución. El 25 de marzo de 2007 tuvo un accidente en alta mar donde estuvo 3 días y 3 noches a la deriva, siendo el único sobreviviente. “Partí mi travesía en la isla porque ahí fue donde sufrí mi accidente, fui a dejar una lápida en memoria de mis compañeros antes de partir mi travesía hacia la Moneda para que me recibiera la Presidenta, lo cual jamás se concretó. Apenas reuna más fuerzas seguiré hasta el Morro de Arica, para que este paro tenga trascendencia”, sentencia.

Sobre la situación que se está viviendo en el sur, explícita que cree que es lamentable y que está poniendo todas sus energías también, en poder canalizar ayuda para las personas que están allá. “Los afectados por la marea roja necesitan pagar sus deudas, la cuenta de luz, agua, pero también alimentos porque se les están acabando. Por ahí irá la ayuda principalmente, esa gente necesita una mano y estamos viendo cómo poder ayudarlos sin que nadie se aproveche de la situación”, afirma.

Aclara que ellos en San Antonio están redactando sus peticiones, sumadas a las que tienen también en Chiloé las cuales considera justas. “El Gobierno debe responder por lo que hizo. Ahí tendrán que existir juicios y personas que pagarán por lo que ocurrió, porque aquí hay delitos, la Marea Roja no tiene nada que ver con esto. En Puerto Montt me reuniré con gente que ha hecho estudios que comprueban que la mortalidad de los peces no tiene nada que ver con la marea. Son personas que trabajaron en el Gobierno y que una vez que me entreguen ese documento, los haré públicos”.

Finalmente califica de lamentable la llegada de Fuerzas Especiales a la zona, lo cual no considera necesario. “La gente reclama lo justo, lo que nos pertenece a nosotros, los pescadores del pueblo. Necesitamos ser oídos y si ellos no quieren oír hay que salir a las calles. La gente no salió a robar, ni a destruir, ni a hacer desmanes, solo cortaron caminos. Es la única forma de que entiendan que los ladrones, los delincuentes, los que destruyen aquí no somos nosotros”, finaliza.

PB/MC