Los pescadores artesanales de Chiloé cuestionaron el rol del ministro de Economía Luis Felipe Céspedes durante las tratativas con que el Gobierno intentó sin éxito destrabar el conflicto que se vive en la zona, luego de una masiva mortandad de fauna marina que fue atribuida al fenómeno de la marea roja. 

Los trabajadores de mar han mantenido los bloqueos de ruta en la isla y también en otros puntos de la Región de Los Lagos, después de que las tratativas con el Ejecutivo, a cargo del titular de Economía no alcanzaran un resultado positivo, tras el rechazo de los pescadores a la oferta de La Moneda. 

El Gobierno ofreció resolver el conflicto a través de un bono asistencial de emergencia, que consistía en el pago de 300 mil pesos por una vez para cada familia de pescador afectado), y luego un monto de 150 mil pesos, durante otros tres meses. 

Respecto del quiebre de las negociaciones, el presidente de la Mesa de Trabajo por Marea Roja, Jaime González, dijo esta tarde en Ancud que en primer término la propuesta gubernamental dejaba fuera a los pescadores ancuditanos, al tiempo que lamentó el desconocimiento que tenían las autoridades presentes en la cita de este miércoles en la Intendencia de La Región de Los Lagos, del petitorio de los trabajadores de mar de la zona afectada por la actual crisis. 

En ese sentido, el dirigente dijo que el titular de Economía así como otras autoridades no están en condiciones de llevar las negociaciones y no descartó que en algún momento tenga que ser la propia Presidenta Michelle Bachelet la que deba venir hasta la región a negociar con los hombres de la pesca artesanal. 

“Hemos tocado todas las puertas y lo que nos queda es que venga la Presidenta de la República, porque han llegado todas la autoridades que les compete a este flagelo y estamos pensando que ya no nos queda otra. Y si no viene acá (la Jefa de Estado), vamos a tener que conformar una comitiva e ir todos los dirigentes, a Santiago a explicarle esto directamente a la Presidenta, porque a lo mejor ella no lo sabe”, dijo. 

“El petitorio no estaba en manos del subsecretario de pesca ni tampoco estaba en manos del ministro de economía. Capaz que esta señora (la Presidenta Bachelet) no sepa lo que está pasando acá. Así como son de incompetentes, capaz que no sepa lo que está pasando”, recalcó González. 

El presidente de la mesa de trabajo por marea roja se refirió también a la situación de desabastecimiento que se vive en la Isla de Chiloé como consecuencia de los bloques de ruta que mantienen los pescadores y señaló que se evaluará la posibilidad de abrir parcialmente las rutas para permitir el ingreso de camiones con alimentos y combustibles. 

“Vamos a sesionar hoy y vamos a evaluar si mañana, en algún momento, hacemos pasar algunos camiones con combustible, porque estamos quedando desabastecidos y así vamos ir dando señales al gobierno, de que nosotros nos somos terroristas ni extremistas, somos solamente personas que queremos vivir”, sostuvo. 

Durante esta jornada los puntos más críticos se han concentrado en Chacao, puerta norte de la isla, donde los pescadores artesanales mantienen tomadas las tres rampas de atraque de las barcazas que conectan con el continente. Similar escenario, se vive en el sector de Pargua, del otro lado del canal Chacao. 

En Castro cientos de pescadores mantienen bloqueada la Ruta 5 Sur, mientras que en la cercanía de Ancud, los bloqueos se extienden desde Pupelde hasta el acceso a la ciudad en el sector de Pudeto bajo, lugar donde los dirigentes han señalado que podría ser inminente la intervención de la policía. 

A los cortes se suma una marcha territorial que protagonizaron distintas organizaciones de trabajadores y estudiantes, además de los conductores de taxis colectivos, que recorrieron la ciudad en caravana, haciendo sonar bocinas y portante banderas negras en señal del luto que viven los ancuditanos. 

Para esta tarde, está convocada una marcha en Ancud, la que partirá desde la Plaza de Armas y recorrerá el centro de la ciudad y finalizará en el sector de Pudeto, donde se concentran los bloqueos de rutas. 

PUB/SVM