Este martes, y tras una hora de reunión con el intendente regional, los pescadores artesanales de Calbuco aceptaron el ofrecimiento del Gobierno y levantaron los bloqueos. 

Cerca de 12 dirigentes aceptaron el bono inicial de $300.000 y los tres sucesivos de $150.000.

El alcalde de Calbuco Rubén Cárdenas, señaló: "Después de mucha negociación, de mucha conversación, se dijo que se iba a apoyar con programas de emprendimiento, de empleo, de capacitación, y de muchas otras cosas que irán en beneficio de aquellas personas que quedaron cesantes debido a la marea roja. Se ha decidido bajar el movimiento por parte de los pescadores", señaló la autoridad a radio Bio-Bío.

Por su lado, el dirigente Simón Díaz, justificó la decisión indicando que "pasaron varias situaciones aquí, ya estábamos muchos días en la calle y no se lograba nada, así que no tenía caso seguir. Todos acordamos al final que se bajaba la movilización no más"

Primer sector movilizado que decide bajarse de la petición, quedando activos los bloqueos en Chiloé, Maullin y Pargua. 

PUB/SVM