El día lunes un medio argentino hizo pública la investigación abierta por el fiscal Ramiro González, sobre el ex Presidente Sebastián Piñera y dos ex funcionarios de ese país, por un presunto pago de coimas al ex secretario de Transportes del kirchnerismo, Ricardo Jaime, en el 2006 para que Lan pudiera operar en argentina.

La acusación fue respondida por el ex Mandatario Chileno, quien desde su oficina de Apoquindo 3.000 afirmó que "no tuve ninguna participación ni ninguna responsabilidad en los hechos señalados".

Piñera aseguró además en la rueda de prensa que "en mi caso lo hace por el solo hecho de ser accionista de Lan, situación que es compartida por miles de personas, comprendo que estoy sometido a un escrutinio público, pero lo rechazo categóricamente".

"Pienso que la denuncia, es muy irresponsable o muy mal intencionada porque por el solo hecho que sea accionista de Lan como lo dice la denuncia, me asigna responsabilidades que no tengo", enfatizó el ex gobernante.

Tras los dichos del ex Mandatario,  El Mercurio reproduce el miércoles, que Piñera declaró ante representantes del Ministerio Público en 2014, como testigo en la causa por el presunto soborno de Lan.

La diligencia se desarrollo a mediados del 2014 y hasta la vivienda del ex mandatario llegaron el fiscal Montes, el fiscal José Morales y dos abogados asesores.

En la oportunidad también estuvo presente el abogado Luis Hermosilla , quien representa a otros miembros del directorio de Lan y el ex ministro del Interior Andrés Chadwick.

La indagatoria se realizó en el marco de la causa reabierta en 2013 sobre la materia, luego que la OCDE cuestionara al Ministerio Público por archivar la incvestigación sobre el pago de coimas a funcionarios argentinos.

PUB/NL