Luego que el grupo de rescatistas civiles "Los Topos" -que no cobra por su labor- encontrara una diferencia en la densidad en el cemento de un lugar donde el joven desaparecido solía pasar tiempo a solas, la investigación arrojaría resultados esta tarde.

La diferencia de densidad en el suelo fue encontrada justo bajo la losa de cemento de una estación fluviométrica de la Dirección de Aguas, organismo dependiente del MOP y en el momento que el joven habría desaparecido se encontraba en plena construcción.

Francisco Lermanda, coordinador de "Topos para Sudamérica" afirmó esta mañana sobre el avance de las obras que "faltan unos 50 centímetros de profundidad para poder tener la altura que queremos y abrir el acceso para el costado".

Además afirmó que hoy "romperan" y que "ya cerca de las cuatro o cinco de la tarde deberíamos tener resultados, por lo menos asociados, para establecer contacto con la anomalía que detectó el radar y saber a qué corresponde".

El coordinador de este grupo de voluntarios explicó que el objeto está a dos metros de profundidad y a cuatro metros de ancho y que en las horas expuestas se verificaría la anomalía.

En la investigación se avanza vía túneles de 3 metros y medio, casi 4 metros. "Al perforar lo hacemos de la forma tradicional que tienen los topos de hacer túneles", explicó Lermanda quien agregó que el nombre de su grupo viene del pueblo mexicano que los bautizó haciendo una analogía a cómo los topos excaban.

"Llegando a la anomalía se podrá establecer qué sucede y ahí les informaremos", finalizó.

PB/MC