El ministro vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas, informó detalles de la implementación de la ley de tramitación electrónica de procedimientos judiciales, norma legal que entra en vigencia el próximo sábado 18 de junio, en 13 de las 17 jurisdicciones del país.

Las primeras jurisdicciones que dejan atrás los expedientes en papel y asumen la tramitación digital son los correspondientes a las Cortes de Apelaciones de: Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena, Rancagua, Talca, Chillán, Temuco, Valdivia, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas, posicionando al Poder Judicial de Chile a la vanguardia en el uso tecnológico en la tramitación electrónica de procesos.

La Ley N° 20.886 –conocida como LTE– termina con la tradicional materialidad de los procesos (papel), modifica el Código Orgánico de Tribunales y el Código de Procedimiento Civil, e implementa el ingreso de demandas y escritos de forma remota, soporte que también rige para las resoluciones y actuaciones de los tribunales, las que, además, contarán con firma electrónica avanzada.

"La ley 20.886 es la coronación de un proceso que ha seguido adelante el Poder Judicial, en el que ha ido implementando toda la tramitación electrónica por propia iniciativa, sin perjuicio que en los tribunales reformados nacieron bajo lógica digital. En definitiva, serán los juzgados civiles donde va a estar el mayor impacto de esta ley", afirmo el ministro Cisternas.

"El ingreso de demandas y escritos se hará por vía electrónica, a través de la Oficina Judicial Virtual, la que se encontrará alojada en el portal web del Poder Judicial, debiendo los abogados, habilitados en derecho, y público en general, utilizar clave única del Estado que se obtiene en el Registro Civil", explicó.

La LTE se aplicará en todos los tribunales que integran el Poder Judicial chileno: Corte Suprema, Cortes de Apelaciones; juzgados de Letras, Familia y Garantía, de Letras del Trabajo y de Cobranza Previsional, y Tribunales de Juicio Oral en lo Penal.

"La normativa facilitará el acceso a una justicia moderna y transparente; mejorará la eficiencia, seguridad y trazabilidad de los procesos, permitiendo que cualquier persona ingrese al sistema para conocer el estado de causas desde cualquier computador, salvo las que estén bajo reserva. La idea es ponernos a tono, estar con la modernidad para que todo sea más rápido, más ágil, más accesible, ahorro en economía de tiempo, traslados, esperas, etc. No podemos asegurar que con esto los tiempos de las causas vayan a disminuir, ya que los procedimientos tienen fijados sus plazos en la ley de tal manera que esos tiempos no se pueden obviar por la tramitación electrónica, pero si tiene una serie de ventajas diarias para los abogados y ciudadanía", detalló el ministro vocero de la Corte Suprema.

Frente a la seguridad que deben proporcionar los sistemas informáticos, el jefe del Departamento de Desarrollo Institucional de la Corporación Administrativa del Poder Judicial, Mario Lara, explicó que "la institución tiene una amplia experiencia en los procesos reformados y el sistema que ve los usuarios es solo una de las plataformas que el sistema informático del Poder Judicial tiene. Tenemos dos respaldos de manera simultánea, por lo que si la base operacional falla por alguna razón, se levanta de manera automática otro servidor de respaldo, por lo la seguridad de la información está garantizada", afirmó.

La nueva normativa se implementará en dos etapas: a las 13 jurisdicciones iniciales, se sumaran el 18 de diciembre próximo, las correspondientes a la Corte de Apelaciones de: Santiago, San Miguel, Valparaíso y Concepción.

PUB/CM