Una propuesta del Gobierno sobre la opción de cobrarle impuestos a los visitantes extranjeros que visiten la Región de Magallanes, está generando bastante rechazo en dicha zona austral del país.

Según informa La Tercera, el monto sería de US$25 (cerca de $17 mil) y se cobraría en la boleta de alojamiento. De esta forma, el dinero sería destinado para financiar los parques nacionales que se encuentran en el área.

La idea es rechazada por los empresarios de la zona, quienes creen que la medida perjudicaría el turismo, pues los visitantes foráneos optarían por hospedarse en suelo trasandino.

“Hace tiempo venimos trabajando para abaratarle los costos a los turistas de afuera, logramos liberarlos del IVA, y resulta que ahora les quieren cobrar un nuevo impuesto. Obvio que  van a  preferir irse a alojar al lado Argentino, en Calafate o Usuaia, donde no les cobran”, señaló el presidente de la Cámara de la  Producción y el Comercio (CPC) de Magallanes, Alejandro Kusanovic.

En tanto, la presidenta de la Asociación Magallánica de Empresas de Turismo Austro Chile María José Benavides recordó que “los turistas extranjeros que vienen a cualquiera de los cuatro parques o reservas de la región ya están pagando una entrada, y que van a subir la próxima temporada. Torres del Paine, es el que más ingreso genera a nivel nacional, unos $ 3 mil millones, pero resulta que el presupuesto de Conaf Magallanes es menos de la mitad de ese monto".

“Esto habla del centralismo excesivo, porque la plata se va al nivel central y se reparte, y también de un problema de institucionalidad que se ve superada. Resulta que Conaf no fue creada para administrar áreas protegidas con fines turísticos, por eso nuestra propuesta es que se modifique esta institucionalidad para que esa enorme cantidad de recursos que genera la región  se reinviertan efectivamente acá”, concluyó.

PUB/CM