Polémica ha generado la decisión de la Cámara de Diputados de instalar una estructura de seguridad que aisle el sector de tribunas de la sala en donde se ubican los legisladores.

De acuerdo indican a Publimetro desde la Corporación, el objetivo de colocar los paneles sería para evitar agresiones en contra de los diputados, así como disminuir el riesgo que algún espectador caiga desde la altura.

La decisión surge tras los incidentes que acontecieron durante la discusión del reajuste a los funcionarios del sector público, situación que derivo en fuertes enfrentamientos en las gradas luego que el presidente de la Cámara Baja,el diputado Osvaldo Andrade, desalojara las tribunas.

La decisión ha generado diferentes posiciones entre los propios legisladores. Para el diputado independiente Gabriel Boric, la medida es "impresentable", dado que simboliza la distancia que hoy existe entre la clase política y la ciudadanía. "Es una muestra más del ombliguismo (sic) del Congreso", resaltó el legislador por la Región de Magallanes.

Según el otrora presidente Fech, la instalación de la estructura "sólo profundiza la brecha entre la ciudadanía y la casta política". "La manera de solucionar estos problemas no es excluir a la ciudadanía, sino todo lo contrario", agregó. 

La diputada RN, Karla Rubilar, explicó que pese a poder ser un hecho "mal interpretado por algunas personas", se ha implementado en "muchos parlamentos del mundo", y tiene que ver con la seguridad y el "buen ejercicio de la democracia".

"Actualmente hay mucho riesgo, no solamente para los parlamentarios que trabajan en el Congreso, sino también de las mismas personas que acuden a las graderías", indicó en conversación con Publimetro.

La estructura estaría implementada a partir del año legislativo 2018, y fue presentada durante la presidencia del diputado Aldo Cornejo, siendo activada recientemente por la mesa encabezada por el diputado PS Osvaldo Andrade.