El uso de la bicicleta crece en nuestro país y el anhelo por más y mejor infraestructura se manifiesta en los diversos colectivos que abogan por una respetuosa convivencia vial y una distribución más equitativa del espacio público para los distintos actores que allí convergen. 

Las noticias de nuevas ciclovías son alentadoras para quienes eligen un medio de transporte eficiente, saludable y sobre todo amigable con el medio ambiente, cualidad que se valora más en días donde la contaminación agobia a varias zonas del país. 

Y en ese contexto, la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Obras Públicas de la RM dio a conocer el proyecto de ciclovía de Camino a Melipilla. Iniciativa que tendrá un costo de $650 millones de pesos y que responde a una petición ciudadana. 

El proyecto inicial consideraba una extensa ciclovía desde avenida Parque Central Poniente, en Ciudad Satélite, hasta avenida Esquina Blanca, lo que se traducía en una vía de casi 9 kilómetros. Sin embargo, los profesionales de vialidad del MOP, junto con la empresa consultora, determinaron que la nueva infraestructura para ciclistas sólo se construirá entre avenida Tres Poniente y Esquina Blanca, con 4.475 metros de nueva vía.  

Las características técnicas de esta ciclovía responden a un ancho de 2,4 metros en su extensión pintada de color azul, salvo en el tramo entre avenida Lo Espejo y Esquina Blanca, donde la senda tendrá un ancho de 3 metros y será pintada de color verde para ser compartida con peatones, debido a la escasa faja vial del sector, según explican desde Obras Públicas. 

El ministro Alberto Undurraga señala a Publimetro que “este proyecto es un ejemplo del nuevo estándar que deben tener las obras públicas, recogiendo la opinión de los vecinos”, y agrega que “la infraestructura no es un fin en sí mismo, sino que un medio para potenciar el desarrollo y la calidad de vida de las personas”. 

Pese a las declaraciones de Undurraga, la vocera del movimiento Ciclovía Camino a Melipilla, Elizabeth González, señala en primer lugar que “si bien agradecemos la gestión del MOP y del Seremi en este tema, no estamos del todo conformes con este proyecto porque la demanda ciudadana planteaba una ciclovía hasta Ciudad Satelite y eso no se cumple, porque el tramo más residencial y que tenía más demanda, queda sin ciclovía”.

También señala González que la ciclovía no cumple el estándar propuesto en 2014 por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) “y lo que nos dijeron es que cumple el estándar propio del MOP, lo que no nos convence porque de hecho la ciclovía va por la vereda, no por la calzada, y lo que es peor es que en algunos tramos hay que compartirla con los peatones”. 

Para Cristóbal Guzmán, vocero de la Corporación Poniente Pedalea, que unifica varios colectivos pro bicicleta del sector, “se agradece la gestión del MOP que nos da una suerte de aspirina para el anhelo que tenemos de contar con una ciclovía acá en Camino a Melipilla”. 

Sin embargo, critica que el proyecto “propone una ciclovía que va por la acera, lo que contraviene el estándar Minvu, y que no responde a los estándares mínimos de seguridad porque incluso en un tramo se comparte con el peatón”. 

Agrega que “esto va a tener el mismo efecto que hoy tiene la ciclovía de Pajaritos y nos la proponen como una medida parche, porque está proyectada la reconstrucción de Camino a Melipilla por una inversión de $160 mil millones para 2022, donde se incluiría una ciclovía con estándar Minvu, pero mientras tanto están ofreciendo esta alternativa con un costo de casi $1.000 millones como medida parque que para la Corporación Poniente Pedalea no cumple los estándares mínimos”.

Otra crítica que plantea Guzmán apunta hacia la falta de conectividad con la infraestructura existente en el sector: “la ciclovía se extiende desde avenida Esquina Blanca hasta Tres Poniento y ahí tenemos dos ciclovías en cada una de esas calles, pero que no se conectan a la que van a construir, por lo que tampoco podremos tener una red de ciclovías en la zona”. 

PUB / DIG