La Seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región de O’Higgins indicó que no se llevará a cabo el cambio de uso de suelo en el sector de la comuna Machalí, donde la empresa Caval adquirió 44 hectáreas en circunstancias poco claras. 

La autoridad resolvió poner fin al contrato entre esa Secretaría Regional Ministerial y la empresa consultora Habiterra, que realizaba los estudios de los que dependería cualquier cambio al Plan Regulador Intercomunal de Rancagua. 

Según la publicación -basada en datos obtenidos vía Ley de Transparencia- el hecho significa que no habrá cambios al uso del suelo en diversas comunas de la Región de O’Higgins, incluida Machalí. 

El secretario regional ministerial de Vivienda y Urbanismo, Hernán Rodríguez, dijo que entre las medidas para suspender los estudios de modificaciones al Plan Regulador se tomó en cuenta los antecedentes surgidos en la investigación del Caso Caval, aunque eso no fue determinante para adoptar la medida. 

PUB/JLM