Este jueves Juan Pablo Álvarez Silva fue condenado a la pena de 10 años y un día de prisión tras ser declarado culpable por el delito de robo calificado con resultado de lesiones graves, luego que 2013 ingresara -con otras personas- para ejecutar un atraco en un local de pizzas.

Según consignó el Ministerio Público, el hecho ocurrió la noche del 15 de mayo, cuando Álvarez Silva ingresó a una sucursal de la cadena “Pizza Pizza” ubicada en la calle Ricardo Cumming.

En el lugar el condenado y otras dos personas, usando armas de fuego,amenazaron a las personas que estaban en el local para apoderarse de dinero, celulares, relojes y otras especies, aunque en el interior se encontraba un oficial de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) se encontraban comprando alimentos, utilizando su arma de fuego para frustrar el delito.

Uno de los sujetos le disparó al policía hiriéndolo en su hombro izquierdo, instante en que también resultó herido su hijo de 11 años.

El oficial herido era un subcomisario que se encontraba en calidad de cliente en el local.

PUB/VJ